Generalidades

¿Cuánto Vale una Estampilla?

¿Cuánto vale una estampilla?

¿Cuánto vale una estampilla? Esta es una pregunta habitual que nos hacemos al momento de heredar una colección, toparnos casualmente con un grupo de ellas, o incluso, al recibir una carta por correo (aún en nuestros tiempos).

La respuesta puede ser muy amplia. Tanto como lo es la pregunta. Pero, ¿cuánto vale realmente una estampilla? ¿Cómo puedo determinar su valor?

Catálogos especializados

Existen muchos catálogos especializados en el mundo. Algunos abarcan la historia postal completa de un país y otros son temáticos. Todos ellos nos nos pueden dar una idea del valor de una estampilla en el mercado. Sin embargo, muchas veces esos valores sólo son orientativos y distan mucho de la realidad.

Por ejemplo, en el catálogo especializado de estampillas Argentinas de Guillermo Alejandro Jalil y José Luis Gottig, podemos encontrar la siguiente aclaración:

“Las estampillas mas comunes tienen un valor de 0,10 (Unidades Filatélicas = Dólares) que responde no tanto a su valor real (tal vez muy inferior), sino al trabajo de clasificación y búsqueda que deberá hacer quién las venda.”

Del catálogo de estampillas Argentinas de Jalil & Gottig

Aún las estampillas no tan comunes podemos suponer que están “infladas” en su valor. Debemos tener en cuenta que estos catálogos están hechos por casas de filatelia, o en colaboración con las mismas, por ende se puede inferir que hay intereses creados en el valor que se muestra en los catálogos.

La más cara de Argentina

La estampilla más cara de Argentina, según los catálogos, es la de Rivadavia de 15c emitida el 17 de Abril de 1864, grabada en planchas de cobre en la ciudad de Londres. La misma tiene un valor de 6.500 dólares usada, 13.500 dólares nueva, y en caso de tener la misma en sobre, el valor sube a 80.000 dólares.

Rivadavia 15c. ¿Cuánto vale una estampilla?

Lógicamente estos valores corresponden a un sello en excelentes condiciones, sin manchas de óxido, ni marcas de ningún tipo.

¿Cuánto vale una estampilla finalmente?

El verdadero valor de las cosas siempre está dado por el mercado. Nada vale mas de lo que alguien está dispuesto a pagar por ello. Y las estampillas, no son una excepción. Los catálogos pueden orientarnos, pero no representan el verdadero valor.

La mayoría de las estampillas no tienen un valor monetario significativo. Para ser más preciso, muchas no valen nada. Son pocas las que se destacan en este sentido. Sin embargo todas ellas son invaluables para un coleccionista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *